10 Maneras de imprimir camisetas en casa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

A todos nos encantan las Camisetas Personalizadas. Son baratas y pueden llegar a ser toda una declaración de intenciones. Si estás pensando en crear un nuevo negocio, haciendo tus propios diseños desde casa porque eres alguien con una gran creatividad y no quieres gastarte demasiado dinero en el proceso en este post os vamos a mostrar diferentes maneras para que puedas hacer tus propias camisetas personalizadas listas para vender.

Debemos tener en cuenta que todos los métodos a continuación detallados necesitan de práctica para obtener el mejor de los resultados. Por lo que intenta probar sobre textiles que no sean los finales si no quieres terminar con el presupuesto disponible antes de comenzar. Si lo que deseas es un acabado profesional, a lo mejor te apetece pasarte por nuestro catálogo de impresión textil. Además de personalizad prendas, siempre puedes comprarlas en blanco para probar estas técnicas. Descubre estas 10 maneras de imprimir camisetas en casa.

Coloca la camiseta estirada sobre una mesa o la superficie que escojas para trabajar. Nosotros recomendamos poner un papel o plantilla semirígido en el interior de la camiseta para que la tinta no traspase y la camiseta se mantenga lo más estirada posible.

Coloca la pantalla sobre la prenda, si quieres y tienes a mano unas pinzas o sargentos especiales para inmovilizar la pantalla sobre la mesa será más cómodo para trabajar.

El siguiente paso es poner la cantidad de tinta que consideres necesaria para cubrir tu diseño en la parte anterior de tu diseño, así podrás arrastrar la tinta sobre el diseño para que quede totalmente cubierto.

Cuantas más pasadas le des de pintura, más definido quedará el diseño. Deberás practicar para saber cuál es la presión necesaria que debes hacer para que la impresión quede perfecta a la primera.

¡Es cuestión de práctica!

No te olvides para fijar tu impresión planchar tu camiseta del revés.

Lo primero que necesitarás es construir o comprar tus propias pantallas. Las pantallas están compuestas por un sencillo marco de madera o de metal y una malla por la que fluye la tinta.

Si lo que quieres es construir la pantalla, no necesitarás más que comprar el marco de madera en cualquier tienda de bellas artes o manualidades, la malla y unir ambos elementos con grapas -o clavos- para asegurarnos que están bien fijados.

Las mallas se miden en “hilos” y las podrás encontrar de diferentes medidas (85 hilos, 130 hilos, 250 hilos….etc.) Nosotros recomendamos una malla de 100 a 130 hilos aproximadamente, que es la más polivalente y puede servirte para prácticamente todo tipo de diseños.

Una vez tengamos lista la pantalla, necesitaremos disponer de emulsión fotográfica, que podrás comprar en cualquier tienda de fotografía o en una tienda especializada de bellas artes.

Esparce una pequeña parte de esta emulsión -sobre la parte externa de la pantalla- ayudándote de la espátula / rasqueta para que quede bien cubierta.
A continuación necesitarás llevar la pantalla a una zona oscura para que se seque, déjala secándo en posición horizontal entre 1 y 3 horas.

Mientras tanto podrás crear tu diseño sobre una cartulina o similar, recortando la silueta.

A continuación podrás colocar bajo una luz directa -foco, flexo o lámpara especial- de unos 150 vatios de potencia la pantalla con la silueta de tu creación encima de la emulsión, impidiendo así que pase la luz por ahí.
Este proceso durará aproximadamente unos 30-40 min. No muevas la pantalla durante este tiempo.

Ahora que la emulsión ya está completamente fijada puedes colocarla bajo un grifo o lavarla con una manguera. Así eliminaremos la parte de emulsión en la zona en la que estaba tu diseño. Ahora la tinta pasará por esta zona solamente.

¡Tenemos lista nuestra pantalla para comenzar a imprimir nuestras camisetas!

10. Serigrafía en casa

La serigrafía de camisetas personalizadas es sin dudas una de las técnicas más usadas. Es bastante fácil aprender, pero si quieres hacerlo correctamente deberás disponer de un taller propio para poder desarrollar todas tus habilidades adecuadamente en este arte que es la serigrafía.

Puedes crearte también tu propio taller de serigrafía si dispones de un garaje por ejemplo, para estar más cómodo y dependiendo de la cantidad de tiempo que quieras invertir, puedes crear una gran cantidad de camisetas en un solo día.

Para comenzar, deberás saber qué es y cómo se llama cada elemento en serigrafía:

9. Pintar a mano

Pintar a mano tus propias camisetas es una de las formas más sencillas de crear tus propios diseños exclusivos para vender. Lo primero que tienes que hacer es imaginar que la camiseta es un lienzo y dejar volar tu creatividad.
Si eres bueno dibujando o reproduciendo imágenes, pintar tus camisetas a mano te dará una gran libertad a la hora de expresar tu arte.

Hoy en día dispones de una amplia variedad de productos con los que pintar sobre tela, diferentes pinturas y tintas. Y muchos accesorios para que nada te impida crear tus diseños para hacer de tu camiseta una auténtica obra de arteúnica y original.

Lo único importante que debes tener en cuenta cuando te pongas manos a la obra es fijarte bien al adquirir las tintas, rotuladores, pinturas y demás materiales, que sean especiales para tela… si no quieres que al lavar tu camiseta se vaya todo tu esfuerzo por el desagüe.

Esto es lo peor que te puede pasar. Porque, no quieres que tus clientes se quejen del producto adquirido ¿verdad?

 Si no te fías o no estás seguro que hayas comprado el material adecuado, puedes hacer pruebas sobre pequeños trozos de tela y lavarlo a mano.
 

La principal ventaja de este tipo de personalización de camisetas es que cada una de tus camisetas será como una obra de arte. No habrá dos iguales, por lo que estaremos hablando de un producto exclusivo, y esto el cliente lo valora mucho.

8. Teñir y anudar

Esta técnica se hizo muy famosa en la época más álgida de los hippies, allá por los 60s, quienes inspirados por sustancias prohibidas decidieron comenzar a vestir estas prendas teñidas en diferentes colores.

Con esta técnica obtendrás colores brillantes y llamativos si lo que te gusta es vestir de modo colorido.

Es un tipo de tinte “por reserva” por la simple razón que cuando arrugas la camiseta y la atas bien con gomas, cuerdas o bandas, lo que haces es reservar ese espacio para otro color, o para dejarlo en blanco ya que la tinta y decolorante ahí no llegará.

Los resultados obtenidos de ésta técnica son realmente impresionantes y cuanto menos llamativos.

Tiene la particularidad, como sucede con la técnica de pintar a mano, que no habrá dos camisetas iguales. Así que estás pensando en vender algo completamente único, ésta es la técnica que va contigo.

Es importante que practiques esta técnica sobre diferentes tejidos, ya que cada uno de ellos reaccionará de manera diferente con el tinte.

En la red podrás encontrar también diferentes tipos de nudos para obtener diferentes resultados en función de cuál escojas.

7. Uso de plantillas

Ésta técnica es la versión económica de la serigrafía. En lugar de imprimir sobre la pantalla, pintarás sobre el hueco que tiene tu diseño creando así el relleno.

Lo que necesitarás antes de nada es reproducir tu diseño en un material mínimamente duradero como el plástico, cartulina o similar ya que si vas a pintar sobre él deberá aguantar el desgaste por la pintura. A continuación no tienes más que cortar con un cutter o tijeras el interior de tu diseño -lo que quieras que quede impreso en la camiseta-.

A continuación posiciona tu plantilla sobre la camiseta e intenta inmovilizar tu plantilla de alguna manera para que te quede bien definido el diseño. En este caso también recomendamos colocar en el interior de la camiseta algún papel o material para evitar que traspase la pintura en caso de añadir demasiada.

Necesitarás para proceder con éste tipo de impresión como comentabamos antes, un material rígido para crear la plantilla, tijeras o cutter, cinta adhesiva y un pincel. Puedes encontrar multitud de pinturas especiales para textiles en tiendas especializadas en pintura o bellas artes.

La única desventaja que tiene este método es que es bastante lento y has de ser realmente cuidadoso, tanto para cortar todos los detalles de tu diseño como a la hora de pintar.

6. Desteñir -con lejía-

Al contrario que en el resto de las técnicas de impresión de camisetas, el blanqueamiento por lejía, lo que hace es eliminar el pigmento original de la camiseta en lugar de añadirlo.

Como en la mayoría de las técnicas anteriormente mencionadas, recomendamos que te hagas una plantilla para introducir en el interior de la camiseta para que no se destiña la parte contraria.

Para este tipo de personalización, lo único que necesitas es lejía, una camiseta y ¡tu imaginación! También puedes utilizar plantillas y aplicar la lejía con un pincel o algodón.

Es importante tener en cuenta que dependiendo del tipo de algodón, calidad del tinte, cantidad y color de la camiseta, la lejía reaccionará con un color diferente en cada caso.

5. Aerógrafo y spray

Éste método es similar a pintar a mano, en lo que a manejo y experiencia con los materiales y herramientas se refiere. Debes asegurarte primeramente de todo que sabes utilizar correctamente estos dos útiles, un aerógrafo y/o un bote de spray.

Las ventajas de esta técnica es que puedes crear un diseño realmente impactante -siempre y cuando tengas la habilidad con la herramienta- y harás las delicias de tus clientes porque tendrán un diseño único con una técnica espectacular.

Aprender a utilizar un aerógrafo puede ser bastante rápido, pero si lo que estás buscando son efectos realistas, quizás te lleve un poco más de tiempo y prácticas. Si te interesa esta técnica para poder desarrollar tu negocio de camisetas es importante que te plantees realizar algún curso especializado, sino en YouTube siempre puedes encontrar diferentes videos tutoriales que te explican como hacerlo correctamente.

¡Convertirás cada camiseta en una obra de arte!

4. Estampado con tampones y formas. -Stamping-

Seguro que el 90% de las personas hemos estampado algo al menos una vez en nuestra vida utilizando tampones, aunque seguramente nunca se nos había ocurrido hacerlo sobre una camiseta.

Debemos destacar este método que que es uno de los más básicos y “agradecidos”, ya no tenemos más que colocar cualquier objeto que sea plano -como un corcho por ejemplo- sobre tinta y estamparlo sobre la superficie deseada y voilà! Fácil, ¿verdad?

Para esta técnica se puede utilizar cualquier cosa, si, así como lo lees cualquier cosa como por ejemplo frutas o verduras cortadas las cuales puedes humedecer en tinta especial para tela y mezclando diferentes formas puedes conseguir resultados realmente llamativos, divertidos y originales para tus camisetas.

Es un proceso de creación muy fácil y efectivo que incluso los niños pueden realizar como entretenimiento o quién sabe si podrá crear un perfecto diseño exclusivo!

El único inconveniente que le encontramos a esta técnica es que si no se planea un poco qué se quieres hacer, puede acabar siendo un diseño un tanto caótico y desordenado.

Puedes probar primero sobre un papel en blanco para controlar un poco como será el resultado final de tu camiseta.

3. Transfer

Para usar la técnica de impresión por Transfer todo lo que necesitarás es papel transfer, una impresora, tijeras y una plancha doméstica.

Ésta técnica tiene una gran ventaja sobre todas las demás, y es que gracias a su impresión por medio de una impresora podremos reproducir tantas camisetas como queramos con el mismo diseño. Podemos imprimir todo aquello que se nos ocurra sin límites de diseño. Es muy fácil producir camisetas de esta manera y sobre todo, rápido y limpio.

Ten listo tu diseño para darle al botón de imprimir, pero no te olvides de imprimir tu imagen reflejada -en espejo-, y ahora imprime tantas copias como camisetas quieras hacer.
No necesitas conocimientos de costura ni mucho menos conocimientos de serigrafía o similar.
Puedes encontrar papeles especiales de transfer para planchar en tu casa en prácticamente cualquier papelería o en tiendas online.
Fíjate en envoltorio del papel y lee sus instrucciones para saber durante cuánto tiempo debes planchar el papel para obtener el mejor resultado.

Una cosa es importante tener en cuenta, este tipo de transfer es una de las técnicas mencionadas de menos duración. Es importante que le comentes a tus clientes este punto, ya que sino te lloverán quejas.

2. Bordado

Consideramos que esta técnica no es la más rentable, ni mucho menos la más rápida, pero con tiempo, paciencia y una buena mano conseguirás resultados únicos.

El arte de coser a mano te llevará tiempo, pero sigue leyendo.

Hoy en día es mucho más común utilizar el bordado para personalizar todo tipo de prendas que hace algunos años, que estaba más destinado quizás a prendas como camisas. Hoy día podemos encontrar bordados en gorras, sudaderas, bolsos, camisetas y mucho más.

Si dispones de una bordadora en casa es perfecto, pero en caso contrario, tendrás que hacerlo a mano por lo que el diseño deberá ser más sencillo si no quieres desesperar en el intento.

1. Uso de una empresa de impresión on-line

Gracias a la maravilla de invento que es internet y los avances tecnológicos de nuestra era moderna, hoy en día la mejor manera de imprimir camisetas desde casa sin duda es, contar con una empresa online que te ofrezca todos los servicios de personalización textil existentes para reproducir tus diseños.

Lo mejor es que dentro de la comodidad de poder encargar tus diseños es que también dispongas de un amplio catálogo ¡como es nuestro caso! Así la mayor de tus preocupaciones será que no sabrás por cuál de los modelos de camisetas y prendas decidirte.

Utilizando una empresa online para poder imprimir tus diseños ahorrarás el gasto de tener que comprar camisetas a granel, ya que nosotros las ofrecemos al precio más competitivo junto con la impresión.
Por otro lado podrás despreocuparte de la producción dejándolo todo en nuestras manos para que puedas dedicarte al 100% en promover tu negocio, hacer publicidad de tu marca y realizar nuevos diseños con los que sorprender a tus clientes con nuevas impresiones de camisetas.

Conclusión acerca de las 10 maneras de imprimir camisetas en casa:

Antes de ponerte manos a la obra deber valorar una web donde poner a la venta tus diseños y saber qué diseños pondrás a la venta, qué precio tendrán y cuál será tu beneficio, así como preparar adecuadamente cada uno de los diseños.

En Garment Printing somos expertos en técnicas de impresión y personalización textil, para que cualquiera que sea tu idea podamos hacerla realidad. Si necesitas ayuda durante el proceso de impresión, asesoramiento con tus prendas o tienes cualquier duda, puedes ponerte en contacto con nuestros expertos en impresión. Ellos te guiarán durante todo el proceso.

Contamos con más de 20 años de experiencia, esto es lo que nuestros clientes dicen de nosotros…

ARTÍCULOS RELACIONADOS

¿Vas con prisa? Pide un presupuesto rápido

Envíanos todos los detalles de tu proyecto y nuestro equipo de expertos te proporcionará las mejores opciones y sus costes. Conseguir el producto exacto al mejor precio no podría ser más fácil.